logotipo de la vida grata  ¿Quieres incluir publicidad?
10º encuentro LVG

Usuario Registrarse He olvidado la contraseña Ya somos 461 usuarios registrados GoogleMap de usuarios registrados. Cortesía de Olaf  Usuarios:0   Visitantes:11 0 usuarios en chat

VISITANTE

Página principal
Regístrate aquí
Contador visitas
Foro de debate
mensajes popup
C.A.V.S.
Chat
Cata on line Ver Cata On Line
Los encuentros LVG 
Tira de encuentros
Ginkana LVG Ver Ginkana
Entrevistas Ver Entrevistas
Última Encuesta LVG 

Última Encuesta
Todas las encuestas

Fechas para el VI Encuentro Vitagratense. Mota del Cuervo 2011



Temas del mes
Vinos
Restaurantes
Bares
Hoteles
Casas rurales
Libros
Recetas
Nuestros blogs
Notas de prensa
Sureste
Diccionario LVG
Videos


fotografía miniatura
jose_alberto
(11-05-2016)


El Arte de la Cata
Noticias
Eventos

Reportajes/artículos

Viajes


Lavidagrata.com
¿Quiénes somos?
Preguntas frecuentes
Otras preguntas...

La cata de los martes, por Angel Santoyo

Blancos para el verano

La cata de los Martes. Blancos para el verano.

La cata de éste martes, siempre que se cata es martes aunque el calendario diga lo contrario, fue muy sugestiva, y eso que no nos encontramos con ningún vino de nivel altísimo, pero se puede decir que desde el punto de vista académico fue una cata más que interesante, con muchos tipos de vinos, zonas, elaboraciones...

La cosa empezó con tres vinos que sirvieron de base para la elaboración de los cavas de Agustí Torelló en 2012. Tres vinos monovarietales, con casi 4 años a sus espaldas, uno macabeo, otro de parellada y otro de xarel.lo.

En primer lugar hay que decir que los tres vinos estaban en buena forma y además cada uno con una personalidad propia. El macabeo con una acidez brutal y detrás de ello, cierta cremosidad y frutosidad. Quizás el más vinoso. Después catamos la parellada, también con buena acidez, pero nada trás de su hermano anterior. Pareció más floral, rositas, quizás mayor grado alcohólico. Por último la xarel.lo también con gran acidez, manzana verde, amargoso. No se si la acidez tan tremenda, sobre todo en dos de los tres vinos, se debe al temprano momento de la vendimia, pero está claro que estos vinos en bruto no son vinos de disfrute. Supongo que el proceso completo de transformación en cava habrá ensamblado y “dulcificado” el vino. Mucha disparidad sobre cual de los vinos pareció mejor a mí me gustó mas la parellada pero también gustó el xarel.lo.

Los vinos terminados empezaron con una rareza: un vino búlgaro: Black Stork 2014 elaborado por Lovico Lozari. Moscato bianco y Chardonnay. El contrapunto a los afilados vinos anteriores: muy amable y fácil. Nariz dominada totalmente por la moscatel, notas de pétalos de rosas. En la boca tiene una expresión sencilla. Correcto.

El siguiente un vino que sale bajo la DO Cataluña: Massis 2012 de Vins del Massis. Xarel.lo y Garnacha blanca. Uno de los vinos del proyecto del riojano Benjamín Romeo en el Macizo del Garraf. Nariz dominada por la madera, notas ahumadas. En la boca tiene cierta amargosidad, buen paso por boca aunque las sensaciones de la madera dominan sobre las frutales. Final medio. Bien.

Otro 2012 completó la segunda serie de vinos: Le Tibouri Chablis. Chardonnay. Nariz de intensidad medio-baja, muy limpia, cítricos, frutas de hueso melocotón. En la boca tiene buena acidez, y es muy agradable aunque todas las sensaciones son muy tenues. Bien.

A partir de este punto comenzaron los vinos de 2015 con el ya conocido Janine Vedel, el sauvignon blanc que elabora la Bodega Herrero en Santa María de Nieva (Segovia). En este caso sale como Vino de la Tierra de Castilla y León y no como Rueda. En nariz sensaciones varietales, albaricoques. En la boca tiene una buena acidez, otra vez frutal y un final correcto. Creo que le falta redondearse en la botella. Bien.

Sin salir de Rueda, pero esta vez dentro de la DO el primer verdejo de la noche: A de Alberto Ecológico . Nariz de buena intensidad, toque sudoroso, notas varietales: heno. En la boca tiene una expresión sencilla. Correcto.

Esta vez lo que se repitió fue la variedad: verdejo y el vino otro viejo conocido de los presentes: Pintablanca 2015 de Bodegas Lazo. Vino de la Tierra de Castilla. Nariz menos exuberante que el anterior pero también mucho más limpia: Flores blancas, hierba fresca. En la boca tiene más peso que el anterior, cierta complejidad y magnífica acidez. Bien.

Los dos siguientes fueron dos godellos, uno leonés de el Bierzo, Val de Paraxiñas Capricho 2015 de la bodega Gancedo. Tiene un 15% de Doña Blanca. Se nota el carácter de la godello , floral, notas de anís. En la boca glicérico, aunque no tanto como el otro godello, ligero, con un pelín de azúcar residual, y buena acidez.

El otro un godello de Valdeorras, Joaquín Rebolledo 2015. Más carácter de godello que el anterior, quizás el ser monovarietal… Nariz muy limpia, con buena intensidad, cítrico, manzana, flores blancas. En boca es sabroso, con cierta untuosidad, acidez marcada y un final levemente amargo. Bien.

Cambiamos de tercio con un experimento que ha elaborado Baldomero Cánovas en Totana: Casa de la Ceña FB 2015. Picapoll y viognier. Vino blanco con madera. Carácter vinoso, flores amarillas, fruta blanca madura y la madera, muy tenue, en segundo plano. En la boca tiene una magnífica acidez para la latitud del vino, y un final correcto. Recomendaría tomarlo frío. Bien.

Acabamos con un vino de pequeña tirada, 1.500 botellas, que elabora en Jumilla Óscar Olmos: La Sirvienta 2015. Airén. Original desde el principio con un color dorado poco frecuente. La nariz franca, con notas auvadas, de mieles, de orejones de melocotón, también flores. Equilibrado en la boca repitiendo las sensaciones de la nariz, buena acidez y largura. Bien.

  
La tradicional foto de familia

  
Pintablanca 2015

  
La Sirvienta 21015

  
Joaquin Rebolledo

  
Le Tiburi


Otros

[Página principal]   [Quienes somos]   [Preguntas frecuentes]   [Registrarse]   [Contacta con nosotros]